jueves, 24 de diciembre de 2015

Alimentación para un cabello sano

alimentacion cabello sano doctor villodres
Una alimentación sana y equilibrada nos aporta muchos beneficios de los cuales puede favorecer, también, a nuestro cabello.

El pelo es una de las partes del cuerpo que mejor nos puede reflejar la salud de una persona. En caso de que ésta tenga un déficit alimenticio repercuta en las células del folículo piloso afectando finalmente a la estructura e incluso el color del cabello.

Los oligoelementos deben estar presentes en nuestra dieta, especialmente el cobre, el zinc y el hierro, elementos que fortalecen nuestro cabello. De hecho, el 60% de casos de caída del pelo en las mujeres coincide con un déficit de hierro en su alimentación. Precisamente, por la carencia de este elemento en personas que padecen anemia sub-clínica, reglas abundantes por estar en edad fértil no se producen síntomas pero sí una caída del cabello.

De esta manera, seguir una dieta mediterránea variada, baja en grasas es lo más saludable para el organismo y, por lo tanto, para el cabello.

Para revertir una caída excesiva del cabello podemos recurrir a la cirugía de trasplante de unidades foliculares, muy recomendada para repoblar aquellas zonas capilares donde ha habido una pérdida parcial de densidad.

Con ésta técnica se implantan más de 3.000 folículos en una sola sesión, que al cabo de tres meses desde la fecha de implantación producirán cabello nuevo. Aunque no no es a partir de los seis u ocho meses cuando llega a alcanzar la longitud y grosor de un cabello terminal, consiguiendo una densidad de aspecto natural.

Este tipo de cirugía no es invasiva y la anestesia utilizada es local, evitando los vendajes y apósito. Por lo que los pacientes pueden continuar con su vida laboral y social al día siguiente de la intervención.

Si deseas más información sobre alimentación para el cabello o sobre el trasplante de unidades foliculares puedes ponerte en contacto conmigo en la clínica.